La modificación del reglamento del servicio público de auto taxi busca la actualización de la actual normativa municipal (en vigor desde 2013) y adaptarla a las necesidades actuales. | Redacción Part Forana

105

Los aproximadamente 200 taxistas que operan en el término de Calvià deberán vestir de forma obligatoria uniforme y, para obtener licencia, atesorar unos conocimientos mínimos de inglés, alemán y de lugares de interés cultural. Así lo fija la nueva modificación del reglamento municipal del servicio público de auto taxi aprobado de forma inicial por el pleno del ayuntamiento.

Según el teniente de alcalde de Servicios Generales e Infraestructuras, Juan Recasens (PSOE), las modificaciones introducidas al reglamento en vigor de 2013 han sido consensuadas con la Agrupación del Taxi de Calvià y persiguen adaptar el servicio «a los nuevos tiempos, dando una imagen más profesional». Entre las principales «mejoras» introducidas al reglamento, figura la obligación, ya sin excusas, de que cada vehículo cuente con un Terminal Punto de Venta (TPV) para que los clientes puedan pagar con tarjeta de crédito.

También la posibilidad de efectuar transportes de objetos o equipajes sin que viaje pasajero alguno en el vehículo; lo que permitirá, por ejemplo, transportar al aeropuerto la posible maleta o cualquier otro enser que un turista se haya dejado olvidada en el hotel. En cuanto a la formación profesional de los conductores, a partir de ahora sólo se podrán obtener permisos de taxi previa acreditación de unos conocimientos mínimos de inglés y alemán, así como lugares de interés cultural y la capacidad de ubicación de centros oficiales. Con el objeto de garantizar que todos los profesionales del taxi en Calvià puedan alcanzar el nivel de conocimiento de idiomas ahora exigido, el Ajuntament de Calvià promoverá cursos voluntarios y gratuitos.

Finalmente, en lo tocante a la uniformidad obligatoria, tanto para los titulares de las licencias, como para familiares o asalariados al volante, el ayuntamiento busca que el cliente pueda identificar el taxi como un servicio público. De esta manera, en verano deberán vestir un polo o camisa de manga corta azul marino, con el escudo de Taxis de Calvià (TC, la T de color azul cobalto y la C de color amarillo anaranjado, y con la inscripción de Taxis de Calvià bajo el escudo). Durante los meses de invierno podrán incorporar un chaleco o chaqueta del mismo color con el escudo bordado. Como partes de abajo, en verano podrán vestirse bermudas color hueso sin bolsillos laterales, o pantalón largo de cualquier color o tejano sin motivos. En el caso de las mujeres, también podrán optar por vestir falda de color hueso sin aberturas y tres centímetros como máximo por encima de la rodilla.