Imagen de dos operarias de Calvià 2000 recogiendo residuos. | Michel's

27

Las viviendas con licencia de alquiler vacacional en Calvià deberá tributar la tasa de recogida de basura como establecimientos turísticos y no como vivienda ordinaria, como ha sucedido hasta ahora. Así lo aprobó ayer el pleno del Ajuntament de Calvià, reunido en sesión extraordinaria para dar cuenta a un único punto en el orden del día: la modificación de la ordenanza de recogida de residuos, con el objetivo de unificar tarifas y actualizar sus epígrafes. De esta manera, los titulares de viviendas de alquiler vacacional en el municipio calvianer, con una explotación superior a los 60 días, deberán hacer frente a una tasa anual de recogida de basura de 88,84 euros por turista alojado. Cabe, apuntar que, en función de su superficie (de menos de 70, hasta más de 200 metros cuadrados), una vivienda particular paga por lo general entre 110,86 y 233,86 euros al año.

El alcalde Alfonso Rodríguez (PSOE), explicó que, en un contexto en el que se ha priorizado que, nueve años después, ni los ciudadanos ni el sector productivo tengan un incremento en las basuras, «entendemos como justo que las viviendas vacacionales paguen como actividad económica, no como residencia, porque es lo que son. Es de justicia tanto para los residentes como para el sector productivo», añadió el alcalde (imagen circular) en su intervención ante el pleno de la corporación.

De cara a 2021, se calcula un déficit tarifario de 194.322 euros que, ante la crisis provocada por la COVID-19, asumirá el ayuntamiento y no repercutirá a las facturas de los vecinos de Calvià.

El Ayuntamiento contempla un «incremento cero» de cara a 2021

u La nueva ordenanza de recogida de basuras que empezará a aplicarse en 2021 contempla un «incremento cero» de tarifas. Así lo recalcó ayer el alcalde, al tiempo que añadió que, determinados segmentos, se verán favorecidos con un descenso en sus facturas, gracias a la puesta en marcha del sistema de recogida selectiva. Cabe recordar que en Calvià Vila y en es Capdellà, la recogida ya se efectúa ‘puerta a puerta’ en la zona urbana y, mediante áreas de aportación, en zona rústica. Este nuevo servicio empezó a ponerse en funcionamiento hace justo unos meses.