Una semana después, vecinos limpian la zona de árboles caídos. | [[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[[Curro Viera]]]]]]]]]]]]]]]

4

Con el objetivo de evitar males mayores la Conselleria de Medi Ambient iniciará el próximo lunes los trabajos de reparación de las zonas forestales afectadas por el temporal en la Serra de Tramuntana. Con ello se quiere garantizar la seguridad del uso público en estos espacios naturales y disminuir el riesgo de incendios debido a la gran cantidad de arbolado y ramas depositadas en el suelo.

El conseller de Medi Ambient, Miquel Mir, explicó este miércoles su plan de emergencia a los alcaldes de los tres municipios más afectados por el temporal del pasado 29 de agosto, Banyalbufar, Esporles y Valldemossa. Mir añadió que se estima que el ‘cap de fibló’ arrasó 736 hectáreas de las cuales 683 son superficie forestal dentro del Paratge Natural de la Serra Tramuntana. Esto se traduciría en unos 300.000 árboles afectados. Con esta actuación de Medi Ambient, la Conselleria no esperará así la declaración de zona catastrófica por parte del Gobierno central, sino que actuará de oficio con una declaración de emergencia que se aprobará el próximo lunes en el Consell de Govern.

«Las actuaciones se justifican por la necesidad de paliar de forma urgente los daños al medio ambiente, limitar el grave riesgo dentro de las áreas de bosques provocadas por la destrucción del arbolado y, en especial, garantizar la seguridad», señalan desde el Govern.
Se ha encomendado la tarea a la empresa pública Tragsa que realizará las actuaciones con un plan valorado en 279.949 euros. El conseller Mir destacó también que si no se actúa de manera urgente pueden darse procesos erosivos en las zonas de pendientes, así como se puede dificultar la recarga en los acuíferos. Además del riesgo extremo de incendio forestal.

El objetivo, recalcó Mir, es «paliar los daños medio ambientales y recuperar lo más rápido posible la seguridad», refiriéndose a la cantidad de árboles y ramas que todavía están inestables o con peligro de caída. Además, por lo que respeta al entorno, la cantidad de masa forestal en el suelo como está ahora también puede propiciar la propagación de plagas forestales.

Cabe recordar que esta misma semana la Conselleria d’Agricultura evaluó los daños ocasionados por el temporal en las zonas agrícolas profesionales y cuantificó los destrozos en 2,4 millones de euros en toda la Isla, no solo en la Serra de Tramuntana como sería el caso de los estragos forestales. El Consell de Govern del pasado lunes aprobó el acuerdo para solicitar al Estado la declaración de zona gravemente afectada por el temporal en los municipios de Banyalbufar, Esporles y Valldemossa.