Son Coll, arrasado por el temporal del pasado sábado en Mallorca. | Redacción Digital

25

La finca de Son Coll, escenario idílico de una de las fiestas más glamurosas del verano, también ha quedado devastada por el temporal del sábado en el noreste de Mallorca. La possessió del Port del Canonge es propiedad del empresario alemán Christian Völkers y durante años ha congregado a centenares de personas en los tradicionales torneos del Polo Cup Engel & Völkers.

Noticias relacionadas

Poco queda hoy de ese glamour veraniego. Precisamente una tormenta estival se ha llevado por delante parte de la estructura de la casa, la segunda vivienda del propietario de Engel & Völkers, una de las agencias inmobiliarias más importantes de Europa. La fachada principal está dañada, así como las cubiertas. El interior de la vivienda también acusa el desastre meteorológico provocado por el fuerte viento. Los daños son considerables para una mansión que Christian Völkers ha restaurado con esmero y gusto exquisito durante años.

Desolación en Son Coll por el temporal

El campo de polo, que también se ha visto afectado, forma parte de la esencia de la mansión. Personalidades como Diandra Douglas, Simoneta Gómez Acebo o Natasha Zupan han visitado la possessió en las tradicionales celebraciones.