La presidenta del Govern, Francina Armengol, con el conseller de Movilidad y Vivienda, Marc Pons, y del alcalde de Inca, Virgilio Moreno durante el acto de inicio de construcción de las viviendas. | Juanjo Roig

15

La presidenta del Govern, Francina Armengol, acompañada del conseller de Movilidad y Vivienda, Marc Pons, y del alcalde de Inca, Virgilio Moreno, ha puesto este miércoles la primera piedra de una nueva promoción de 54 viviendas de protección oficial (VPO) en Inca.

Esta nueva promoción que empieza en el municipio se suma a las 218 viviendas de protección oficial que se encuentran en construcción en la actualidad en Baleares, con lo que ascienden en total a 272, ha destacado el departamento autonómico en un comunicado.

Armengol ha asegurado que considera «clave» la política de vivienda y «una de las prioridades políticas que tiene el Govern» ante «las necesidades reales de la ciudadanía».

Ha destacado que las 54 viviendas serán de alquiler social y que los arrendadores «pagarán como máximo el 30 % de sus ingresos», con lo que se adecúan «las posibilidades de cada uno para garantizar tener una vivienda en condiciones».

Por su parte, el conseller Pons ha destacado que este inicio de obras es el undécimo de los últimos tiempos y está previsto que este año puedan comenzar otras 10 promociones más, de forma que se hayan empezado a construir 622 viviendas durante 2020. En la actualidad, Baleares cuenta con 568 VPO ya acabadas, en construcción o en trámites.
Además de las 272 en construcción, hay 4 VPO por entregar en Sant Lluís, 5 se han entregado en Palma hace poco, y hay otras 341 en diferentes fases (algunas a punto de adjudicar obras, otras en licitación y otras en redacción de proyecto o pendientes de licencias, que se prevé empezar este mismo 2020.

Otras 138 VPO están en diferentes fases de tramitación que empezarán el 2021.
La promoción de Inca consta de 50 viviendas de 2 dormitorios, 4 de 3 habitaciones y 54 plazas de aparcamiento. Se prevé un plazo de ejecución de las obras de 18 meses y tiene un presupuesto de 5,5 millones de euros.

En esta promoción se da mucha importancia al espacio exterior: las viviendas tienen un jardín privado en la planta baja y terrazas en las plantas sucesivas.
El edificio se organiza mediante un eje norte-sur, con dos volúmenes independientes y un espacio público entre ambos.