El déficit de policías locales es un problema común a todos los municipios de Baleares. | Redacción Sucesos

39

Selva se ha quedado sin ningún agente de la Policía Local al coincidir la jubilación del cabo del cuerpo, hace once días, con la solicitud de los otros tres agentes, todos interinos, que han pedido al mismo tiempo su traslado a otros municipios, en concreto uno a Calvià, otro a Santa Margalida y el tercero a Menorca.

La federación de municipios de Balears (FELIB) clamaba el jueves por una solución al histórico déficit de policías locales que existe en toda la Comunitat. Al haber más plazas que agentes, se produce además una gran movilidad que desemboca en situaciones como la de Selva y de Estellencs, donde tampoco tienen ningún agente.

Agentes en disputa

«Al final lo que ocurre es que los ayuntamientos nos disputamos los agentes disponibles, por culpa del sistema de formación y elección que impone el Govern», lamenta el alcalde de Selva, Joan Rotger (PP). Tras su experiencia como director general de Interior bajo el mandato del PP, señala que «en 2004 creamos la policía turística, formando en solo tres años a 700 policías que además hablaban idiomas; en 2008 los socialistas cambiaron el decreto, eliminaron la policía turística e impusieron el sistema actual, que obliga a los ayuntamientos a pagar la formación de un futuro policía durante año y medio, sin poder disponer de sus servicios. Y cuando por fin lo tienes, al cabo de un año puede irse a otro municipio».

La falta de policía local en Selva no tiene visos de solucionarse pronto. El Ajuntament está pendiente de que la EBAP resuelva el concurso de méritos para las plazas vacantes.