Una imagen de sa Dragonera vista desde La Trapa. | Redacción Part Forana

6

La entrada en vigor del nuevo plan rector de usos y gestión (PRUG) del Parc Natural de sa Dragonera limitará la entrada a este espacio natural a 200 personas de manera siumultánea.

También se limitará el fondeo de embarcaciones en las calas de los islotes protegidos, según ha anunciado la vicepresidenta del Consell y consellera insular de Sostenibilitat i Medi Ambient, Aurora Ribot.

Presión humana

Ribot ha avanzado estas medidas contempladas en el plan de gestión que están desarrollando conjuntamente el Consell y el Govern en el marco de la celebración del Dia Mundial del Medio Ambiente. Las restricciones no entrarán en vigor este verano, puesto que la normativa aún debe ser aprobada.

El control del aforo lo realizan actualmente informadores y agentes de Medi Ambient, con un límite de los visitantes que pueden transportar las golondrinas que llegan desde Sant Telm.

En un comunicado como coordinadora de Podemos, Ribot ha reclamado al Govern de les Illes Balears que amplíe los espacios protegidos de Mallorca, como Rafalbeig, en El Toro, y Sa Dragonera, con la inclusión de una parte marina. Actualmente solo pertenecen al parque natural los islotes y las aguas interiores, situadas entre estos y la costa de Mallorca. También reclama al Gobierno central la creación de una zona de control de emisiones en el Mediterráneo, con el fin de mejorar la calidad del aire y limitar la contaminación de cruceros y otras embarcaciones. «Esta crisis de la Covid-19 nos ha enseñado que cuando se rebaja la presión humana, el medio ambiente se recupera», añade Ribot.