Pandemia de coronavirus

La FELIB apoya que las fiestas de verano combinen actos presenciales y virtuales

| Palma |

Valorar:
preload
Aunque la normativa actual permite actividades culturales al aire libre con aforo limitado, la mayoría de municipios siguen dudando si permitirán que se celebren actos tradicionales como los Cossiers (en la foto superior los de Montuïri) o preferirán combinar la fiesta presencial limitada y la virtual.

Aunque la normativa actual permite actividades culturales al aire libre con aforo limitado, la mayoría de municipios siguen dudando si permitirán que se celebren actos tradicionales como los Cossiers (en la foto superior los de Montuïri) o preferirán combinar la fiesta presencial limitada y la virtual.

P. Pellicer

La Federació d’Entitats Locals de les Illes Balears (FELIB) considera que la mejor decisión que pueden tomar los municipios a la hora de organizar sus fiestas de verano «será la de combinar los actos presenciales y los virtuales», según manifiesta su presidente Antoni Salas.

Desde el inicio del estado de alarma las ferias, fiestas y eventos que tradicionalmente reunían a cientos de personas se han adaptado para que se pudieran disfrutar desde el confinamiento. Salas considera que «la normativa actual permite las actividades culturales y litúrgicas con un aforo limitado, por lo que algunos municipios podrían optar por celebrar sus actos más tradicionales, con las lógicas limitaciones de carácter sanitario en cuanto a la presencia de público, con el apoyo de la tecnología para que se pudiera seguir de forma virtual».

En espera

Desde la FELIB están a la espera de que las autoridades sanitarias dicten una normativa clara sobre lo que cada municipio podrá hacer con sus fiestas de verano. Mientras tanto, se han producido conversaciones con los diferentes alcaldes y alcaldesas de Mallorca sin que exista un consenso de actuación, por lo que cada localidad decidirá qué hacer.

Uno de los principales problemas surge con la celebración de las verbenas y otros actos de carácter multitudinario. La práctica totalidad de estos eventos se llevarán a cabo en la Isla cuando haya finalizado el estado de alarma, por lo que surge con fuerza la posibilidad de preparar conciertos y fiestas populares con un aforo limitado que, a su vez, sean retransmitidos desde las redes sociales. Varias empresas del sector ya han ofrecido alternativas en este sentido que se están valorando.

Aún así, Antoni Salas se muestra prudente y cree que «los municipios se lo tendrán que pensar mucho antes de organizar una verbena por los riesgos que ello puedo conllevar. Estamos hablando de un tipo de acto que es mucho más difícil de controlar que otros que se celebran de día y con público local».

Uno de los actos de carácter tradicional que tendrá lugar este fin de semana son las fiestas del Mes de Maria de Alaró que cuentan con los Cossiers. Desde hace unas semanas desde el Ajuntament se anunció la decisión de preparar unas fiestas de carácter virtual y que se pudieran seguir desde casa, a pesar de que al estar en la fase 2 de desescalada se podrían haber organizado algunas actividades al aire libre.

Las ferias del mes de mayo también se han decantado por las redes sociales y las retransmisiones de actos y, al menos durante la primera quincena de junio, los ayuntamientos siguen optando por limitar al máximo las actividades que puedan reunir a un número considerable de público.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Juana
Hace un mes

En Palma no tenemos problema... ya no existen fiestas de verano!!!

Valoración:2menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1