Antoni Salas, presidente de FELIB. | Redacción Part Forana

54

Los alcaldes de las Illes Balears están preocupados por la incidencia del coronavirus en sus respectivos municipios. Muchos quieren conocer cuántos casos de contagios se han dado entre sus vecinos, una información que el Servei de Salut del Govern (IBSalut) ha rehusado ofrecer para evitar que pueda generar la estigmatización de los enfermos y de sus familiares directos.

El presidente de la FELIB y alcalde de Costitx, Antoni Salas, admite que hay dos corrientes en el seno de la entidad respecto a esta petición. «Hay dos sensibilidades, unos alcaldes quisieran conocer solo el número de contagiados, no sus nombres ni mucho menos, para valorar la incidencia en sus municipios, como se está haciendo en Andalucía, donde cada día se actualizan estos datos; otros alcaldes se alinean en el mismo sentido que el IB Salut porque en los pueblos pequeños podría hacer que se señalara a los enfermos».

Confinamiento

El IB Salut ya ha declinado la petición de la FELIB de conocer los datos de la evolución de la pandemia municipio a municipio en Baleares.

En cambio, ha aconsejado a los ayuntamientos que lo más efectivo que pueden hacer es asegurarse de que los vecinos cumplen con las reglas del confinamiento.