Imagen del pino tras partirse en su entrada en Pollença.

1

El Pi de Pollença se parte al inicio de su recorrido por las calles de pueblo.

En este Sant Antoni 2020 para evitar que se repitieran situaciones de riesgo el Ajuntament estableció junto a una comisión de expertos una longitud máxima de 20 metros para el Pi de Sant Antoni. El de este viernes mide 21,5 metros, un metro y medio más de lo pactado.

En la primera curva del recorrido desde Ternelles ha pasado lo previsible, la ramera del Pi se rompió y la comisión ha hecho un apaño con una cuerda. En la operación de entrada en la Plaça Vella no ha aguantado y ha perdido las pocas ramas que le quedaban en la copa.