En el Pi de Sant Antoni 2019 ya no había gallo en la cesta. | P. Pellicer

9

Crece la expectación ante el posible regreso del gallo vivo a la corona del Pi de Sant Antoni este viernes en Pollença durante la celebración de las fiestas de Sant Antoni 2020. Las insinuaciones que ha hecho el nuevo alcalde Tomeu Cifre Ochogavía (Tots) en distintas comparecencias públicas han disparado los rumores e irritado a la oposición (Junts, Alternativa y Podem) que avisa de que emprenderá acciones legales si se incumple la Ley de Protección Animal.

Cabe recordar que hace dos años que en la cesta que corona el Pi de Sant Antoni en la Plaça Vella ya no hay un gallo vivo sino solo un premio en metálico para el pollencí o pollencina que consiga escalar el pino.

Fue el histórico ecologista y líder de Junts, Miquel Àngel March, quien en 2018 tomó la decisión de prescindir por primera vez del gallo para cumplir con la Ley de Protección Animal. Respondía así a una reivindicación histórica de Alternativa per Pollença.

Advertencias

Hasta 2018 el Ajuntament venía recibiendo cada año un aviso del Govern sobre posibles multas, pero tras dos años sin que haya aparecido nuevamente el gallo, Agricultura no ha considerado necesario cursar la advertencia esta vez.

Junts recuerda que el alcalde y el regidor «han de garantizar el cumplimiento de la ley y no pueden huir de su responsabilidad». Piden al alcalde que deje de lado la «ambigüedad» de sus discursos y explique con «claridad y contundencia si pondrá un gallo vivo en la ramera».