El pueblo de Vilafranca cumplirá en 2020 el 400 aniversario de su fundación. Los vecinos se han implicado en la organización de los diferentes actos conmemorativos de esta efeméride. | Guillem Mas

0

El 2020 será un año especial para Vilafranca. Todo el pueblo se volcará en la conmemoración del 400 aniversario de su fundación. Diversas actividades ya han sido propuestas por los vecinos para celebrar una efeméride muy señalada en el calendario municipal. Y es que el pleno del Ajuntament de Vilafranca aprobó, por unanimidad de todos los partidos que integran el Consistorio, la propuesta de la regidoría de Cultura de declarar el año próximo «Vilafranca, 400 anys veient sortir el sol».

Los vecinos de la localidad han participado en diferentes sesiones del ‘Forum Vilafranca’ integrado por entidades, Ajuntament y particulares, y han realizado diversas propuestas para incluir en este año con motivo del aniversario de la fundación del pueblo.

De esta manera, los ciudadanos se han implicado mucho y han realizado varias sugerencias. Así se ha previsto ciclos de conferencias, rutas guiadas temáticas especializadas, o sesiones teatralizadas de algunos episodios de la historia de Vilafranca. También se ha solicitado la realización de un logotipo para el 2020 junto a otras publicaciones históricas.

Otra de las propuestas que se aprobó en el pleno es instar a los propietarios del archivo de can Vivot de Palma a poder acceder a la información sobre la historia del pueblo de Vilafranca ya que es la matriz histórica y fundacional de la localidad. Asimismo, la idea es poder acceder a la información que se incluye en el legado documental procedente de Joan Mestre Oliver (Fra Lluís de Vilafranca) para poder ser incorporada al archivo municipal de Vilafranca en el sentido que constituye una materia esencial para el estudio y el conocimiento de la historia del municipio y del mismo personaje, hijo ilustre de la localidad.

Historia

La posesión de Sant Martí Alenzall, propiedad de Pau Sureda i Campfullós fue determinante en el nacimiento de Vilafranca. Según explican desde la Regidoría de Cultura «fue un personaje de una gran influencia y importancia en la sociedad mallorquina del momento y ocupó cargos militares de relevo».

En 1599 ordenó la construcción de unas casas entre las viviendas de Sant Martí y las de l’Alanzell, en el predio de Son Barragot. Fue el primer intento para crear un núcleo estable de población. Los objetivos iban ligados al deseo de conseguir una mejor productividad de las tierras.

La experiencia contó con un segundo intento que supuso el nacimiento de Vilafranca. El hecho se sitúa en 1620 cuando Pau Sureda decidió dividir una de sus posesiones, la de Son Pere Jaume, porque según así consta en varios documentos «daba poco frutos, poco utilidad y poco provecho y la mayor parte eran terrenos sin cultivar». Parece ser que la decisión de parcelar esta finca radicó en el hecho que por su extensión requería más gente. El 4 de julio de 1620 se dio permiso a Pau Sureda para establecer esta finca y poco después todo el predio de Son Pere Jaume se vende a más particulares.

Inicios

Paralelamente los propietarios de Sant Martí potenciaron un sistema de arrendamiento de sus posesiones. El objetivo de establecer Son Pere Jaume era concentrar y fijar la población que trabajaba en sus tierras. Éste, se gún explica el Ajuntament, es el inicio del periodo de la gestación del pueblo que se llamó Vilafranca de Sant Martí. Poco a poco se fue formando un núcleo que cada vez tenía una apariencia más consolidada de pueblo.

Por otra parte, hay que destacar que en el 2020 también se cumple el 250 aniversario del nacimiento de Joan Mestre Oliver (Fra Lluís de Vilafranca 1770-1847). Este hijo ilustre fue historiador y religioso, ingresó en la orden de los Capuchinos. El Ajuntament ha solicitado poder acceder a toda la información de Can Vivot.

Convocado un concurso para diseñar un logotipo

El Ajuntament de la localidad ha convocado un concurso para diseñar el logotipo destinado a representar la efeméride de los 400 años de la fundación del pueblo.

Éste será utilizado en la difusión de la información a través de varios documentos como programas de fiestas, carteles oficiales... Los interesados pueden presentar su propuesta hasta el 6 de enero.