Punto para recarga de coches eléctricos en Estellencs. | Lluc Garcia

7

Todos los pueblos de Mallorca forman parte ya del Pacte de Batles i Batleses per al Clima i l’Energia. Este pacto tiene un ámbito europeo y cuenta con 9.800 entidades locales comprometidas a reducir en un 40% sus emisiones de gases de efecto invernadero para el año 2030.

Coincidiendo con el final de la cumbre sobre el clima celebrada en Madrid, el Consell de Mallorca ha hecho públicas las cifras de este plan, en las que se resumen las subvenciones recibidas por cada población y que en total superan 1.300.000 euros.

Estas han estado repartidas exclusivamente en función del número de habitantes. Durante dos convocatorias, entre los años 2018 y 2019, el organismo insular ha concedido también un total de 900.000 euros para la realización de estos planes por parte de los municipios que no los tuvieran o la actualización de los ya existentes. Así, a día de hoy todos los pueblos de Mallorca se encuentran dentro de este pacto, que ha recibido otro respaldo esta semana con la publicación en el BOIB de la última partida de estas subvenciones.

Medidas ecológicas

Al margen del compromiso fundamental de reducir la emisión de gases contaminantes, los municipios se implicarán también en otras actuaciones medio ambientales. Entre estas estarán la mejora de la eficiencia energética de todas las instalaciones municipales e incrementar tanto la producción como la utilización de energías renovables, ya que la firma de este Pacto ha implicado para los municipios la elaboración también de un Plan de Acción para la Energía Sostenible.