Miquel Oliver explica que nunca ha hablado de la figura del deportista, sino de la academia. | Redacción¶

127

«Nunca he atacado a Rafa Nadal como persona ni como deportista. Al contrario, merece todo mi respeto y admiración». Con estas palabras, el alcalde de Manacor, Miquel Oliver, quiso responder a la carta que el tenista hizo pública el pasado jueves y mediante la que lamentaba que el alcalde le había acusado de vivir al margen del municipio. Toda la polémica se remonta al pasado mes de noviembre cuando Oliver hizo público que la Academia Rafa Nadal no había abonado ni el IBI ni las tasas de basura.

Oliver opinó este viernes que «Rafa Nadal usa el doble juego de que si se ataca a la academia también se le ataca a él y nada más lejos de la realidad». El alcalde manifestó que «desde Més-Esquerra siempre hemos denunciado que el centro se levantó con una ley hecha a medida por el Govern y ahora se puede ampliar y reconvertir la residencia en un hotel con una modificación de la misma ley, también hecha medida, durante la legislatura anterior».

Noticias relacionadas

Con estas palabras, el alcalde Oliver quiso dejar claro que «lo que critico es el urbanismo a la carta que se impulsó para permitir la construcción de la academia y siempre he estado en contra de esta práctica, pero no se deben confundir las cosas».

Oliver lamentó así la misiva que el actual número 1 en el ránking mundial hizo pública a través de la revista local Manacor Comarcal el pasado jueves. En la carta, Rafa Nadal, explicaba su malestar y aseguraba que «lo que más me ha dolido ha sido que el alcalde me haya acusado de vivir al margen del municipio añadiendo que la manacorinidad se practica, no se verbaliza». El alcalde de Manacor insistió en que nunca habló de la persona de Rafa Nadal, sino a su entorno.

El malestar del tenista se remonta a una entrevista que se le hizo a Oliver a principios de noviembre. En ella, el alcalde anunció que la Academia Rafa Nadal no había abonado ni el IBI ni la tasa de basuras. En su escrito, Nadal deja claro que se han satisfecho las deudas tras el aviso que se recibió del Ajuntament.