El municipio de Manacor tiene un grave problema con la acumulación de voluminosos en plena calle.

38

Mano dura contra los incívicos. El Ajuntament de Manacor ha impuesto la primera sanción de 750 euros a un vecino por dejar una nevera en plena calle. El ciudadano fue sorprendido por agentes de la Policía Local que le han impuesto la multa máxima por una sanción leve que se contempla en la ordenanza municipal de limpieza viaria. Además de esta, también se han puesto otras tres multas de menor valor económico, dos por no recoger los excrementos de perros y otra por llevar el can suelto.

El regidor de Medi Ambient en el Ajuntament de Manacor, Sebastià Llodrà, explicó que se ha iniciado una nueva campaña para luchar contra el incivismo, una guerra que lidia desde que entró como edil el pasado mes de junio. «El abandono de voluminosos en la calle es uno de nuestros máximos problemas y ahora apostamos por hacerlo visible. En vez de retirarlos de manera inmediata, se pondrán unas pegatinas en los trastos abandonados en la calle que llevarán la frase inscrita «algú no ho ha fet bé» para que el ciudadano vea que se trata de una mala acción». Al cabo de un día o dos, los voluminosos se retirarán.

Para llevar a cabo esta nueva acción, el departamento de medio ambiente ha incorporado cuatro informadores ambientales durante seis meses y tres de ellos se encargarán de detectar la presencia de neveras, sofás, butacas u otros objetos grandes que se han dejado al lado de los contenedores, como ocurre normalmente. En lugar de ser retirados de manera inmediata, se hará visible el problema y se dará aviso a la empresa que se encarga de este trabajo para que limpie la zona al cabo de 24 o 48 horas.

Llodrà hizo estas declaraciones durante el balance del sistema de recogida de basura puerta a puerta, que se implantó en Son Macià y el barrio de sa Torre (en Porto Cristo) el pasado 1 de octubre. Los resultados han sido un «éxito» y la medida «nos anima a seguir en esta dirección». En estos dos núcleos, la fracción de rechazo (la que no se recicla y se debe incinerar) ha pasado de representar el 80 % en el año 2018 a ser del 18 % con la recogida puerta a puerta.

Debido a los buenos resultados, Medi Ambient estudia ahora implantar la recogida puerta a puerta también en el centro de Porto Cristo a principios del próximo año. En abril se pondrá este servicio en el centro de Manacor.

En el resto del municipio se colocarán contenedores de materia orgánica en las diferentes áreas de aportación. Estos contenedores funcionarán con tarjetas personales y está previsto que en quince días se coloquen en las zonas de Porto Cristo donde no habrá recogida puerta a puerta y también en s’Illot. La idea del área de Medi Ambient es que el nuevo sistema esté totalmente implantado en todo el municipio durante el próximo verano para empezar a trabajar para conseguir llegar al 50 % de reciclaje.

Por otra parte, Llodrà habló sobre la limpieza viaria en el municipio. El servicio que presta la empresa encargada del servicio no es óptimo por lo que el Consistorio ha penalizado a la adjudicataria con un total de 28.871 euros durante los últimos cuatro meses. Estas penalizaciones son el resultado de un total de 40 inspecciones visuales que se han realizado en unas calles aleatorias del municipio. Las penalizaciones se descuentan mensualmente de la factura.

Emaya

La Ordenanza Municipal de Limpieza, Deshechos y Residuos Sólidos Urbanos de Palma contempla penas de hasta 750 euros para las sanciones leves, hasta 1.500 euros para las graves y hasta 3.000 euros para las muy graves. Pero ni el actual presidente de Emaya, Ramon Perpinyà, ni la ex presidenta Neus Truyol recuerdan que se hayan puesto multas tan altas (750 euros) por este motivo a un particular, menos sin ser reincidente.