El paseo marítimo de Cala Milor es la zona más frecuentada por los turistas. Con la reforma se da prioridad a los peatones.

4

La reurbanización y modernización del paseo marítimo de Cala Millor y Cala Bona así como la ampliación de la oficina de información turística, ubicada en la primera línea, mejorará el destino turístico de la zona. El mes de noviembre se iniciarán las obras de reforma de estas infraestructuras que supondrán una inversión total de 808.000 euros.

La mejora del paseo marítimo está dividida en dos fases. El primer tramo del proyecto abarca entre la calle Mestral y es Comellar Fondo. El presupuesto es de 635.249 euros de los cuales se cuenta con una subvención del 78,1 por ciento procedente del Consorci Borsa d’Allotjaments Turístics.

Las actuaciones contemplan la restitución de todo el pavimento del carril bici, la mejora de las redes existentes y la renovación del alumbrado público, de la señalización así como parte del mobiliario urbano que se hace bajo los criterios de accesibilidad ofreciendo innovación y sosteniblidad.

Según la alcaldesa, Natalia Troya, las actuaciones están encaminadas a «modernizar una de la zonas más privilegiadas, la primera línea del mar y por tanto donde se concentra la mayor parte de la actividad del sector turístico».

Humanización

El objetivo es ordenar el espacio para eliminar el tráfico en la primera línea y aumentar el espacio para peatones.

Por otra parte, a mediados de noviembre se iniciarán las obras de ampliación de la oficina de información turística de Cala Millor par dar una mejor respuesta al principal motor económico de la zona. El proyecto supondrá una inversión de 172.754 euros y permitirá una mejor atención a los visitantes. Además se construirán unos baños públicos. Se trata de una actuación reclamada desde hace años.

Ambos proyectos se licitaron en enero y las obras empezaron en el mes de marzo pero ante el malestar de hoteleros y comerciantes se paralizaron para no perjudicar la temporada turística.