La Fira de Consell atrajo a muchos visitantes. | Curro Viera

0

La Fira de Tardor ofreció a muchos mallorquines la excusa para pasar el día en Consell. El Gastrovi fue sin duda el protagonista. Numerosos restaurantes y bodegas del pueblo ofrecieron sus productos en la Plaça Major, lugar con más aglomeración de personas de toda la fira, especialmente a mediodía.

Además de los tradicionales puestos de artesanía, los visitantes pudieron disfrutar de una espectacular muestra ecuestre y de una gran exposición de herramientas del campo antiguas.

Fin de fiesta

La Fira de Tardor concluye como ya es costumbre con un concurrido ‘Tardeo’, en la calle Degà Joan Jaume.