Pons (izquierda) anunció en el pleno de anoche su renuncia . Torrens (derecha) está a las puertas de ser alcalde. | Elena Ballestero

6

El alcalde de Búger, Pep Lluís Pons (Més), que fue investido contra todo pronóstico el pasado mes de junio con los votos del PP pese a ser Pere Torrens (PSOE) el candidato más votado en las urnas, anunció este lunes por la noche en pleno que este martes a primera hora presentará por registro su dimisión.

Lo hace después de que el portavoz del PP, Rafael Reus, votara hace unas semanas contra la dedicación exclusiva del teniente de alcalde Oscar Castro y este lunes mismo contra los presupuestos de 2019. Quedan pendientes de pago más de 20.000 euros en facturas de la legislatura pasada que según Pons se hicieron «sin fiscalización previa».

«Tras ser elegido alcalde todo el mundo dijo que trabajaría por el bien del pueblo, pero la realidad es que han ido por sus intereses partidistas. Las cosas se demuestran con hechos y no con palabras, por responsabilidad no puedo tener paralizado al pueblo y presento mi renuncia», explicó.

El alcalde convocará un pleno extraordinario que ratificará la presentación de su renuncia y tras la celebración de dicho pleno (en una fecha aún por determinar) quedará como alcalde en funciones el teniente de alcalde Oscar Castro, al que la oposición denegó la dedicación exclusiva. Pons renuncia como alcalde pero no como regidor.

Castro tendrá diez días para convocar un segundo pleno en el que se elegirá al nuevo alcalde. Si no hay nuevas sorpresas será Pere Torrens, candidato independiente de la lista socialista al que le bastan los votos de sus cuatro concejales para ser investido. Puede gobernar en minoría con cuatro regidores, frente a los cinco que sumará la oposición (tres de Més y dos del PP) o bien intentar llegar a un pacto con algunos de los otros grupos, cuestión a priori complicada después de que el PP apoyara a Més en la investidura de junio.

Para evitar que se repita la situación vivida el pasado mes de junio Més ha decidido que no presentará un candidato a la nueva investidura.

Aprobar las cuentas

Al día siguiente de ser investido alcalde, Pons pidió unos días para reflexionar si aceptaba el cargo. Lo hizo, pero la pérdida del apoyo del portavoz del PP, Rafael Reus, le ha hecho cambiar de opinión. Hace días que decidió renunciar, pero primero quería aprobar los presupuestos.