Un agente de policía impartiendo una charla sobre educación vial en un pueblo de la Part Forana. | Redacción Digital

25

Los municipios de Petra, Mancor y Estellencs no disponen de ningún agente de Policía Local desde hace un mes, en el caso de los dos primeros, y desde hace cuatro años, en el caso del último. Esta situación provoca preocupación entre la población y los alcaldes de los pequeños pueblos, que tienen grandes dificultades para cubrir las plazas vacantes.

La falta de efectivos responde al aumento poblacional que han padecido la mayoría de pueblos de Mallorca en los últimos años y a la ‘ley Montoro’, que no permite aumentar las plantillas municipales. A estas causas, también se suma la prejubilación que se ha facilitado a algunos agentes, cosa que ha provocado que las plazas hayan quedado vacantes y sea muy complicado cubrirlas.

El nuevo presidente de la Felib, Antoni Salas, trabaja para poner solución a este problema. «Me he puesto en contacto con el director general d’Emergències del Govern, Jaume Barceló, y nos hemos emplazado para una reunión la próxima semana». Salas quiere poner el tema sobre la mesa y estudiar las posibles vías para que todos los pueblos puedan disponer de efectivos de la Policía Local.

El pueblo de Petra es uno de los más perjudicados por esta falta de agentes. Desde hace un mes, el municipio no cuenta con ninguno de los tres agentes que el Ajuntament tiene en la plantilla de personal. El alcalde, Salvador Femenias, cuenta que «el secretario trabaja en el procedimiento de interinaje y esperamos que en diez días podamos, al menos, contratar a un policía». Paralelamente, también se preparan las bases para cubrir las plazas vacantes. Aún así, Femenias indica que «tenemos un problema muy grave que se tiene que arreglar».

En Mancor tampoco hay ningún policía. El alcalde, Guillem Villalonga, explica que «el agente que había consiguió una plaza en Palma y se marchó. El pasado 7 de septiembre se publicó en el BOIB la comisión de servicios para cubrir la plaza y se ha presentado un candidato que esperamos que se incorpore a la plantilla y empiece a trabajar el 1 de octubre». Villalonga también criticó la ‘ley Montoro’.

El caso de Estellencs es diferente. El alcalde, Tomeu Jover, recordó este jueves que «no tenemos policía desde hace cuatro o cinco años». Su problema es que los agentes cubren la plaza en los meses de invierno «pero cuando realmente lo necesitamos, que es en verano, se van a otros pueblos porque cobran más». Jover soluciona la necesidad con la contratación puntual de agentes de otros pueblos.