Hace aproximadamente quince días que los carteles de ‘Se vende’ han regresado al solar del mítico Foro de Mallorca. La propiedad, que adquirió el complejo en 2014, un año después de que saliera a la venta por 980.000 euros, pide ahora 2,9 millones de euros por la operación. | Elena Ballestero

38

El mítico Foro de Mallorca sale a la venta por 2,9 millones de euros tras tumbar el Consell de Mallorca su reconversión en geriátrico privado. Un empresario de Moscari afincado en México (elegido junto a Steve Jobs en 2010 como uno de los mejores del entretenimiento móvil mundial) lo compró en 2014 con un socio, justo un año después de que saliera por primera vez a la venta por 980.000 euros. La cifra que acabaron pagando por el complejo no llegó a trascender.

La nueva propiedad intentó en 2016, con la mediación del entonces alcalde de Binissalem, Andreu Villalonga (PP), convencer a Mercedes Garrido (entonces consellera de Territori) para que autorizara un cambio de uso que permitiera reconvertir las instalaciones en una residencia privada de ancianos, pero no hubo forma. Garrido advirtió que solo autorizaría un cambio de uso en la zona si este suponía pasar de suelo urbano a suelo rústico, porque la parcela carece de servicios básicos propios del suelo urbano como puede ser el alcantarillado.

Indemnización

Desde entonces hasta ahora, no se han producido avances. La única novedad es que los propietarios del Foro de Mallorca han sido indemnizados por la expropiación forzosa de parte de la finca, afectada por las obras de construcción del nuevo enlace de la autopista de Inca con Lloseta. La finca tiene una superficie de l64.100 metros cuadrados de los que 21.000 metros cuadrados son suelo urbano y 1.500 corresponden con suelo comercial construido. Hay varios edificios, el más representativo el mítico castillo que en su día albergó el museo de cera. En febrero de 2019 cerró el último restaurante que daba servicio, Es Molinot.

Creado por Miquel Llompart en la década de los cincuenta el Foro de Mallorca fue un proyecto empresarial avanzado a su tiempo, considerado como el precursor de los grandes centros de ocio. En él se instaló el primer tobogán acuático de la Isla y también la primera piscina de bolas a imitación de las americanas y la primera pista de buggies.

El Foro destacó no solo por sus instalaciones pioneras sino por las visitas asiduas de populares personajes y artistas en los setenta, entre otros El fary, Manolo Escobar, Sara Montiel o Bertín Osborne. Con el cambio de hábitos de consumo y la competencia de nuevos centros de ocio más modernos el Foro entró poco a poco en decadencia. El museo de cera cerró definitivamente en 2007 cuando el declive parecía ya imparable.

Los herederos de Miquel Llompart sacaron finalmente a la venta el complejo en 2013 y la compra por parte de un reconocido empresario del mundo del entretenimiento y su socio un año después desató todo tipo de especulaciones sobre su futuro.

Lejos de apostar por una reconversión comercial, la propiedad intentó finalmente conseguir los permisos para ubicar allí una residencia privada de la tercera edad. El escollo fundamental es que no está permitido el uso asistencial.