Miquel Oliver, alcalde de Manacor. | Redacción Part Forana

1

El alcalde de Manacor, Miquel Oliver, se plantea una reunión con los antiguos alcaldes del municipio para tratar el hallazgo de centenares de cuerpos sin sepultar en unas salas del cementerio de Son Coletes.

Según han indicado fuentes municipales a Europa Press, esta reunión todavía no ha sido convocada. El objetivo es intercambiar información para intentar esclarecer qué ocurrió en estas instalaciones, donde dos regidores encontraron cerca de doscientos restos humanos en cajas de madera y restos momificados en ataúdes.

El Ayuntamiento también ha puesto los hechos en conocimiento de la Policía, por lo que se ha abierto una investigación judicial. Otra línea de investigación es la revisión de la documentación municipal relacionada, que ya ha permitido identificar algunos documentos vinculados al incidente.

Noticias relacionadas

Desde el primer momento se planteó la hipótesis de que se tratase de cuerpos trasladados con motivos de unas obras de reforma que se hicieron en el cementerio entre 1982 y 1983, y que posteriormente no se habrían devuelto a sus nichos una vez finalizados los trabajos.

En una rueda de prensa esta semana, el Ayuntamiento informó de que cuenta con un documento que determina la construcción de estas salas como almacenes y otro en el que el exalcalde Gabriel Homar -fallecido en 1991- instaba al sepulturero a devolver a su lugar estos restos.

El actual alcalde desveló que se abrió un expediente sancionador al sepulturero -fallecido hace dos años- por no cumplir lo que se le había solicitado. También se le instaba a normalizar tanto la situación de los restos humanos como la de los libros de registro. Este expediente concluyó en 1998.

El pasado viernes, la consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Pilar Costa, explicó que ya se han puesto en contacto con el Ayuntamiento y avanzó que técnicos de Salud del Govern efectuarán un informe de seguridad mortuoria.