El alcalde de Binissalem, Victor Martí, en el pleno en que fue reelegido el pasado 15 de junio. | ARCHIVO

27

El sindicato UGT registró el 16 de mayo en nombre de los trabajadores del Ajuntament de Binissalem una denuncia ante la Inspección de Trabajo por presunto «acoso laboral» del alcalde Victor Martí, hacia el personal municipal.

«Desde enero de 2018 llama por teléfono o envía mensajes o audios de whatssapp a los teléfonos particulares de los trabajadores fuera de su jornada laboral, incluso a horas intempestivas, para interesar actuaciones que no son urgentes, sino la marcha ordinaria de asuntos que deben resolverse día a día en el horario laboral», explica el escrito registrado en la dirección general.

La denuncia afirma que «las llamadas o mensajes de whatssapp o audios no se dirigen estrictamente a los responsables a los servicios como el encargado de la brigada o el jefe de policía u otros trabajadores que están sujetos a localización o disponibilidad sino al empleado o empleada municipal al que responsabiliza según su particular opinión».

El representante de UGT describe que «por otra parte el tono y actitud utilizado en sus, digamos, conversaciones personales o telefónicas con el personal en demasiadas ocasiones no es respetuosa, con exigencias de respuesta inmediata interrumpiendo la realización de tareas que tienen encomendadas, llegando a amenazar con apertura de expedientes disciplinarios a los representantes de los trabajadores». El sindicato considera que «esta situación podría ser indicio de una situación de acoso laboral». Ultima Hora trató este viernes de conocer la versión del alcalde sobre el asunto pero no respondió al teléfono.