Las autoridades visitaron junto a los profesionales el nuevo edificio, que atiende a  las necesidades asistenciales. | CAIB

3

Tras más de un año en reformas bajo un estricto plan de control, la semana que viene entra en funcionamiento el nuevo servicio de Urgencias del hospital de Manacor. El inicio de la actividad se hará de manera progresiva y, pacientes y trabajadores, se beneficiarán de la adaptación del centro sanitario a las nuevas necesidades asistenciales.

Los jefes del servicio y supervisores del área se reunieron con la consellera de Salut, Patricia Gómez; el director general del Servei de Salut, Juli Fuster, y la directora gerente, Catalina Vadell, para explicar cada uno de los espacios que conforman el nuevo edificio.

Las obras se iniciaron el mes de febrero del año pasado. Se ha construido dos plantas de 500 metros cuadrados de superficie. En la planta principal se cuenta con una área de observación, 16 boxes y una área diferenciada para atención pediátrica, con dos boxes de observación y seis espacios destinados a diferentes tratamientos. En la planta del sótano se han ubicado diferentes dependencias no asistenciales: una sala de reuniones, despachos, vestuarios y el taller de electromedicina.

Este ampliación forma parte de la primera fase del plan director del Hospital con un presupuesto de 2.272.685 euros. Asimismo se ha instalado un equipo de resonancia magnética que ya está en funcionamiento desde el mes de marzo.

La consellera Gómez destacó «el esfuerzo que se ha hecho esa legislatura para renovar, construir y planificar nuevas infraestructuras sanitarias».

El plan prevé, en fases posteriores, la construcción de una nueva UCI, la ampliación del bloque quirúrgico así como la construcción de un nuevo edificio que albergará todos los servicios ambulatorios como consultas externas, gabinetes, hospital de día y hemodiálisis.