Cala Murada es una urbanización costera de Manacor. | Ultima Hora

1

El pleno del Ajuntament de Manacor del próximo lunes aprobará la reversión de las infraestructuras del servicio de agua del núcleo costero de Cala Murada, que ahora serán municipales. Es el primer paso para que la gestión del servicio sea público.

Este trámite responde a la petición de los vecinos de la urbanización que instaron al Consistorio a que sea la institución pública quien gestione el agua, al igual que lo hace en el resto del municipio. Cabe recordar que en el año 1979 se recepcionó la urbanización de Cala Murada y se dio la concesión del agua a los vecinos de manera provisional, una provisionalidad que ha durado cuatro décadas.

Hace dos años, la asociación de vecinos, reunida en asamblea, aprobó por una amplia mayoría ceder la gestión al propio Ajuntament. Ahora se inicia el proceso para revertir las instalaciones de la red del agua al Consistorio, aunque la gestión seguirá dependiendo de los mismos vecinos hasta que acabe el proceso de municipalización.

Según informaron fuentes municipales, los próximos pasos a seguir por parte del Ajuntament son decidir el modelo de gestión del servicio de agua que se quiere implantar en Cala Murada y redactar las ordenanzas que lo hagan posible. Todo el proceso deberá contar con los informes técnicos pertinentes y los trámites serán largos.