El Ajuntament de Artà ha hecho una simulación del impacto paisajístico que generaría la ampliación de la subestación.

2

La polémica línea de alta tensión Artà-Bessons, así como la ampliación de la subestación de Artà prevista desde hace unos años, quedan de momento aparcados. El gobierno central ha abierto el plazo para que las comunidades autónomas hagan sus propuestas en el marco de la planificación energética de la red de transporte de electricidad. Así el Govern balear pide que esta planificación incluya la doble interconexión con la Península y una doble conexión entre islas.

Esta propuesta quiere evitar nuevos tendidos y plantea trazados alternativos. Ello supondría eliminar estos dos proyectos de habilitación de una nueva línea y ampliación de la subestación a los que Artà se había opuesto frontalmente por su impacto ambiental y paisajístico.

El alcalde de Artà, Manolo Galán, explicó a este periódico que «para nosotros es una gran noticia, pero también la recibimos con cierta prudencia al ser una propuesta. Sin embargo es de agradecer ya que ha salido del Govern y supone un replanteamiento de toda esta situación. Son proyectos que supondrían un perjuicio grave sobre todo en el caso de la subestación ya que si ahora tenemos un consumo de un tres por ciento se incrementaría notablemente en el sentido que abarcaría toda la comarca. Ello además del fuerte impacto ambiental que generaría».

Peticiones

El Govern explica que entre sus peticiones está la doble interconexión entre islas y la doble conexión entre Mallorca y la Península por seguridad, fiabilidad y para poder incrementar la generación a partir de energía renovables. Propone la baja de todas las propuestas de nuevas lineas aéreas de alta tensión también las programadas y no ejecutadas.