7

La Agència de Defensa del Territori, dependiente del Consell de Mallorca, ha informado de la reciente demolición de una vivienda de unos 144 metros cuadrados más terraza de 85 que se había construido sin licencia en suelo rústico en el municipio de Capdepera, en una parcela de menos de 1.000 m2, «muy inferior a la mínima necesaria», según ha informado la propia agencia en Twitter.

Según han informado desde este organismo, el promotor de la vivienda se exponía a una sanción de 116.000 euros, aunque finalmente ha pagado tan solo unos 7.000.

Esta drástica reducción se explica por la demolición voluntaria de la construcción ilegal, el reconocimiento de su responsabilidad y el pago anticipado de la multa.

«Las reducciones que puede aplicar la Agència suelen ser muy superiores a los costes de ejecución de la demolición», dicen desde este órgano, puesto que la prioridad es la restitución del terreno a su estado anterior a la construcción.