Un vertido ilegal de neumáticos en sa Comuna, una zona protegida, fue investigado por el Seprona. | Maria Nadal

4

La Direcció General d’Educació Ambiental, Qualitat Ambiental i Residus ha recaudado 1.158.123 de euros en los últimos tres años por vertidos de residuos ilegales, quemas y gestores de residuos. Este es el resultado de 271 expedientes sancionadores abiertos por el servicio de residuos. El personal destinado a la resolución de estos casos se ha visto desbordado ante este ingente volumen de casos que, en ocasiones, no se pueden resolver en los plazos que establece la normativa.

Con el objetivo de dar agilidad a toda la tramitación de los expedientes por infracción de residuos, la Conselleria de Medi Ambient ha decidido crear una nueva plaza que fue aprobada este viernes por parte del Consell de Govern. De esta manera, se convocará un nuevo puesto de trabajo de jefe de sección y para poder concursar se requiere ser licenciado en derecho y tener conocimientos sólidos en materia de residuos y suelos contaminantes.

Según informan desde la dirección general, con la tramitación de estos expedientes sancionadores, el servicio de residuos y suelos contaminantes ha recaudado más de medio millón de euros. Actualmente este servicio sólo cuenta con dos puestos base para gestionar toda esta documentación.

Paralelamente, tanto los agentes de Medi Ambient como del Seprona llevan a cabo inspecciones en materia de residuos y generan actos de inspección que han de ser tramitados con el correspondiente procedimiento sancionador.

Hay que destacar que la dirección general tramita además de todos estos expedientes los de autorización de instalaciones de gestión de residuos y de autorizaciones de operadores de residuos. Asimismo da apoyo a la Comissió Balear de Medi Ambient en los procedimientos de evaluación de impacto ambiental y a la preparación de las correspondientes autorizaciones ambientales integradas.

El Govern contará con unos nuevos ingresos en 2019. Y es que en el proyecto de la ley de presupuestos de la Comunitat Autònoma se prevé una tasa para la prestación de servicios administrativos relacionados con la dirección general competente en materia de residuos.

Según consta en la memoria económica financiera de la tasa se prevé que se recauden en este concepto un total de 150.000 euros. Unos ingresos que son nuevos ya que hasta ahora no se habían aprobado ningún tipo de tasas en este sentido.

La Conselleria de Medi Ambient ha incrementado su personal en materia de residuos con el objetivo de hacer frente a las conductas ilegales. El Consell de Govern aprobó esta plaza tras el informe favorable de la Direcció General de Pressuposts i Finançament.