Basura en los puntos donde antes había contenedores. | Elena Ballestero

9

Igual que ocurrió en la barriada de Crist Rei, el comienzo del servicio de recogida de residuos en la zona centro y en la barriada de So na Monda arranca con muestras de incivismo por parte de algunos vecinos y con cierta descoordinación por parte de los servicios municipales.

La mayoría de puntos donde se han retirado los contenedores ordinarios aparecieron este lunes repletos de basuras depositadas por algunos vecinos, sin tener en cuenta que por la noche ya arrancaba el servicio de recogida de envases puerta a puerta.

Mientras tanto, las oficinas municipales soportaron largas colas de ciudadanos que entregaban la documentación para obtener la tarjeta ciudadana que les permitirá abrir los contenedores de orgánica repartidos en varios puntos de la zona centro.

Por problemas técnicos las tarjetas de identificación, que se tenían que comenzar a entregar este lunes, no están aún disponibles y el periodo para su obtención se ha pasado al próximo 18 de marzo. Por esta razón, los contenedores de residuos orgánicos estarán permanentemente abiertos hasta que se disponga de estas tarjetas.

El espacio que comprende la zona centro abarca entre las calles Jaume Armengol hacia Blanquerna, y la calle Llevant hacia la calle Barco, limitado también por la Avinguda Jaume I.

Por otra parte, desde este lunes funciona la nueva área de aportación del camino viejo de Santa Magdalena, situado frente al matadero municipal. Se trata de un moderno punto verde con diferentes secciones donde depositar residuos voluminosos y especiales domésticos.

Se puede acceder a las instalaciones mediante la presentación del DNI y también con la tarjeta ciudadana.