Victor Marti, alcalde de Binissalem. | Elena Ballestero

11

La polémica está servida. El alcalde de Binissalem, Victor Martí (UxB), ha ordenado eliminar sin previo aviso todos los correos electrónicos corporativos de los concejales del PP en el Ajuntament de Binissalem.

Alega que, desde su salida del gobierno municipal el pasado mes de junio, los ‘populares’ han venido haciendo un «uso indebido» del mail corporativo enviando y recibiendo información «como si siguieran en el equipo de gobierno». «Yo lo desconocía y fue el consorcio de informática el que hace dos días me avisó que, no solo estaban activos sino que se seguían utilizando», se justifica Martí.

Reconoce que no les avisó de que las cuentas serían eliminadas. «La verdad es que no les he avisado pero, a ver... hace seis meses que tendrían que haber dejado de usarlos», alega. Martí asegura que los populares siguen disponiendo de una cuenta como grupo municipal «igual que el resto de la oposición».

Las explicaciones del alcalde no solo no satisfacen a sus exsocios de gobierno del PP sino que echan más leña al fuego en una situación cada vez más deteriorada, seis meses después de la ruptura del pacto de gobierno local.

«Es un ataque al derecho a la información, una cacicada, nos han borrado nuestros contactos y hemos perdido documentación», dice Villalonga, que acusa a Victor Martí de adoptar esta y otras medidas para evitar que tengan acceso a informaciones como facturas o al estado de las cuentas.

«Victor Martí solo dice mentiras», asegura Villalonga. El portavoz del PP recuerda que no es la primera vez que su grupo sufre este tipo de «persecución». «El alcalde ya me mandó al jefe de Policía al día siguiente de presentar mi denuncia para que le entregara un teléfono que era mío», añade.

Según Villalonga, cuando gobernaba el PP «cualquier concejal que lo solicitara, gobernara o no, podía pedir un correo y se le autorizaba».

Los concejales del PSOE y los concejales de Més no tienen más que un correo de su grupo municipal.