Rafel Sedano. | Redacción Part Forana

32

El grupo municipal de Esquerra Oberta (EO) en el Ajuntament de Calvià someterá a la consideración del pleno una propuesta para acabar con el uso de fuegos y petardos en las fiestas que se llevan a cabo en el municipio.

El regidor Rafel Sedano, de la coalición conformada por Més e Izquierda Unida, presenta la moción para que el Consistorio presidido por el alcalde Alfonso Rodríguez Badal (PSOE) sustituya la pirotecnia en las celebraciones populares por materiales que no provoquen ruidos. Asimismo, Sedano pide también que la Administración local calvianera regule el uso de petardos y material pirotécnico en espacios públicos y privados del municipio, «para minimizar los efectos adversos y molestia que ocasiona sobre una parte de la población y los animales».

En este sentido, EO exige que el Ajuntament promueva una campaña de difusión y concienciación, «especialmente enfocada en niños y adolescentes», sobre los problemas de la pirotecnia genera en los animales y en los sectores sensibles de la sociedad, como a ancianos, enfermos y bebés; encaminada a reducir o evitar el uso de estos artefactos, sostiene Sedano (imagen circular).

En su propuesta, Esquerra Oberta incide en que los fuegos artificiales son «perjudiciales» para los humanos y advierte de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) cifra en 120 decibelios el límite máximo de ruido a partir del cual se pueden generar daños en el oído. «Los cohetes pirotécnicos más potentes pueden superar los 170», aseguran desde EO.