Son Servera siente Sant Antoni

| | Son Servera |

Valorar:
preload
En el ambiente se notaban las ganas de fiesta, y poco antes de las nueve de la noche Son Servera explotaba de alegría.

En el ambiente se notaban las ganas de fiesta, y poco antes de las nueve de la noche Son Servera explotaba de alegría.

12-01-2019

En el ambiente se notaban las ganas de fiesta, y poco antes de las nueve de la noche Son Servera explotaba de alegría. Era el dimoni que, acompañado de la figura de Sant Antoni, salía a rotle. Empezaba el Sant Antoni de 2019.

En Son Servera la fiesta de Sant Antoni ha seguido los pasos del resto de municipios del Llevant –excepto Artà, donde nunca ha disminuido su celebración– y en los últimos años ha cogido fuerza. Una multitud ataviada con un mocador de fer bolics en el cuello esperaba en la plaza de Sant Joan para escuchar las primeras notas santantonieres de la banda de música local y así empezar la semana festiva más esperada del año.

El diablo realizó sus saltos y pasos en torno a Sant Antoni, que intentaba resistir las tentaciones demoníacas. Una de la curiosidades de la fiesta serverina son los cánticos a favor del dimoni que se hacen repitiendo el nombre del hombre que encarna a la figura. Así, y repetidamente, se pudo escuchar: «Joan, Joan, Joan», en referencia a Joan Siuló. Otro cántico que se pudo oír en los momentos previos a la salida del dimoni, y que nada tiene que ver con la tradición, fue el de ‘Viva España’.

Más allá de esto, la fiebre santantoniera estalló con los tres o cuatro bailes que se interpretaron, y dejó a los serverins con ganas de más fiesta. Pero no será hasta el próximo miércoles, día de la revetla, cuando se puedan volver a ver las diabluras.

Antes y después del primer ball el protagonismo de la noche fue para el firó. Distintas paradas ofrecían productos relacionados con Sant Antoni, predominando entre ellos todo tipo de dimonis y dimonions. Las asociaciones también aprovecharon para vender comida y así obtener recursos económicos para sus actividades del año.

Tras el tast que significó el primer baile del dimoni, los vecinos aprovecharon para cenar en la primera de las torradas que celebrarán durante estos días de fiesta. En el escenario de la plaza de Sant Joan el grupo de música BOC se encargó de poner el sonido más tradicional y actual a la fría noche de inicio de fiestas. La próxima cita con el dimoni y Sant Antoni será el miércoles a las 16 horas.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Aina M Navega
Hace 5 días

Dirigit a J Socias, autor de la notícia: Me sent profundament decepcionada com a serverina i integrant de la Banda de Música de que hagis fet menció als càntics previs al primer Ball, incidint amb 'un viva España' que res té a veure amb la temàtica de la festa! No et vull fer mentider però m'agradaria saber a quin punt de la plaça eres, ja que al meu voltant no vaig poder apreciar altre cosa que no fossin gloses santantonieres i tonades tradicionals de ximbombada i pròpies de sa festa! Com bé diu en Fran al seu comentari és poc seriós i en cas de que no fos una falacia, me pareix irrellevant! Hi ha moltes altres coses que explicar sobre les festes santantonieres de Son Servera! Atentament, et desitj sort per al teu pròxim article i esper que pugui reflexar sa veracitat del que expliquis

Valoración:-1menosmas

Fran
Hace 7 días

Jo hi era i no se va sentir cap crit de viva Espanya. Com s’ha de sentir amb tot el renou que hi havia?. Que el periodista, a partir d’un fet aïllat que només degué sentir ell, que a partir del que pogué cridar algun gat, en faci menció me pareix poc seriós. Així també pot ser digne de menció quaselvol altra estupidesa. Siguem seriosos.

Valoración:4menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1