En diciembre de 1975 la ciudad inauguró la sala de cine del actual Auditori Municipal de Felanitx | Biel Bennàssar

6

El edificio del Auditori Municipal ha quedado obsoleto y necesita, con urgencia, la remodelación de sus instalaciones. Por ello, el Ajuntament de Felanitx está impulsando una importante reforma para que Felanitx tenga un auditorio digno y adaptado a las necesidades actuales y futuras.

Estos meses se han iniciado los trámites para poder emprender este proyecto y los plazos que se han planteado son; en 2019 redactar el proyecto y a finales del 2020 poder empezar las obras, que durarían casi dos años. Y en principio la inversión prevista se cifra en unos 800.000 euros. El aforo se mantendría en las 420 butacas actuales y se adaptaría una sala de ensayo, vestuarios y sala de descanso, entre otras intervenciones.

Desde el departamento de Cultura del Ajuntament indican que antes de afrontar la redacción del proyecto, el primer paso ha sido hacer un diagnóstico de la situación actual del edificio, tanto desde el punto de vista estructural como de las necesidades y demandas de entidades y colectivos que lo van a utilizar.

Se trata de un edificio que el Consistorio adquirió, a finales de la década de los años 80, lo compró como una sala de cine, y así como ha ido pasando el tiempo ha se ha adaptado a las demandas del momento, hasta el punto de que en los últimos 10 años se han invertido unos 300.000 euros para su mantenimiento.

El diagnóstico actual apunta a problemas de goteras que afectan a la estructura del edificio, las butacas son viejas (son las originales de cuando se inauguró el cine, en diciembre de 1975), no hay salida de emergencias, falta una sala para colocar el control de sonido y luz, una caja escénica, sólo hay calefacción con caldera, entre otras muchas deficiencias que se han ido apuntando.

Con la situación actual el departamento de Cultura, encabezado por el regidor, Xisco Duarte, señaló que «el primer planteamiento que nos hicimos era o bien seguir poniendo parches, como hasta ahora, o proyectar una gran reforma».