Moreno, Sabater y Ferrero presentaron el nuevo proyecto museístico. | Maria Nadal

3

El Museu del Calçat de Inca estrenó este viernes su modernización mediante la que se quiere convertir en un referente de la historia de la industria en Mallorca y de la manufacturación del calzado en la comarca del Raiguer. El proyecto se presentó en público ayer por la tarde y la regidora delegada del Museo, Antònia Sabater, explicó que «con el estreno se materializa todo el trabajo de meses que busca definir el futuro del espacio que queremos que pase de ser un recinto expositivo a un verdadero centro museístico».

Por ello, se ha habilitado una exposición permanente en el primer piso del edificio que hace un recorrido histórico de la industria del calzado hasta la actualidad. Sabater recordó que «para nosotros es muy importante que la gran mayoría de máquinas, herramientas, zapatos, dibujos, documentos, fotos y otros objetos expuestos han sido cedidos o donados expresamente al museo por parte de empresas del sector y particulares».

El proyecto fue presentado por Sabater, la responsable del recinto, Aina Ferrero, y el alcalde Virgilio Moreno que explicaron que la remodelación del museo ha sido posible gracias a la colaboración de los estudiantes de ebanistería del programa de Formación y la brigada municipal. El proyecto también ha contado con aportaciones económicas de empresarios y asociaciones.

«Estamos contentos porque mucha gente se ha sumado al proyecto que ayudará a que el museo sea un ente dinamizador», según Moreno.