La falta de espacio es el mayor problema del museo. | Maria Nadal

0

Los graves problemas de espacio que tiene actualmente el Museu de l’Educació, que está ubicado en un edificio propiedad del Govern balear en la ciudad de Inca, están más cerca de terminar. El pleno de Inca aprobará este jueves la cesión del pabellón número siete del cuartel General Luque a la Conselleria d’Educació para que el organismo supramunicipal pueda trasladar allí todos los archivos y objetos del museo.

Pero antes del traslado, la Conselleria d’Educació deberá ejecutar la reforma del pabellón.

Según un presupuesto del Ibisec, el proyecto tiene un presupuesto de 453.125 euros y la cesión del uso del espacio municipal es por 50 años. A cambio, Educació se compromete a realizar un buen mantenimiento del edificio.

Los graves problemas de espacio del Arxiu i Museu de l’Educació de les Illes Balears (AMEIB) son un problema histórico. Las decenas de carpetas y material pedagógico se amontonan en las estanterías del edificio propiedad del Govern ubicado cerca de la plaza del Blanquer de Inca. Debido a esta situación, ya en el año 2010 el Ajuntament y el Govern firmaron un convenio de colaboración mediante el que también se acordó el traslado del museo al mismo pabellón número siete del cuartel General Luque, pero ese convenio nunca se llegó a ejecutar. Ahora se deja sin efectos el acuerdo de 2010 y se vuelve a firmar un nuevo convenio.

El AMEIB se inauguró en el año 2001 y entre sus paredes se encuentran todos los documentos relativos a los profesores de Balears desde el año 1900 que están jubilados o en excedencia. También es el único espacio que acoge un museo de la educación que contiene piezas históricas. Entre los tres kilómetros lineales de papel, hay expedientes de los maestros que fueron depurados durante la Guerra Civil o los libros de inspecciones educativas del año 1930.