La cámara de vigilancia –a la derecha–, frente al memorial. | Elena Ballestero

11

Los votos del PSOE y del PP decidirán este jueves en pleno si se traslada o no el memorial del olvido construido en el cementerio municipal hace un año, después de que el último alcalde franquista del municipio, Rafael Reus Ríos, haya denunciado ante Patrimoni del Consell la construcción de la «desagradable pared» junto a su «interesante» tumba familiar. Més se opone tajantemente a un posible traslado.

El PSOE, que gobierna en minoría desde la ruptura del pacto de gobierno con Més, ha accedido a elevar al pleno la petición del ex alcalde Reus y ha encargado además un informe técnico al aparejador municipal sobre la «viabilidad» del cambio de ubicación. El teniente de alcalde Pere Torrens sostiene que la petición del exalcalde franquista responde a «cuestiones sentimentales y no ideológicas»

El debate, que coincide en el tiempo con los destrozos causados en este memorial y otro situado en la iglesia parroquial que amanecieron el lunes cubiertos de pintura, ha despertado el malestar de las víctimas. Maria Antònia Oliver, presidenta de Memòria de Mallorca, avisó este martes de que el memorial es «inamovible» y pidió que la Comisión de Memòria Democràtica se pronuncie sobre este asunto. «El solo hecho de que hayan accedido a encargar los informes para un posible cambio de ubicación es inaceptable si se tiene que pedir un informe es a la Comisión de Memoria, no a un arquitecto o un aparejador», dijo ayer Oliver. Oliver sostiene que «los memoriales deben estar protegidos» y pide además firmemente que se investiguen «los actos vandálicos y fascistas del lunes» y que se castigue a los responsables.

Precisamente este martes, la Policía Local descargó las imágenes de la cámara de vigilancia situada en el acceso al cementerio que pudo captar a los autores de los actos vandálicos del lunes.

Por su parte, el exrector de Búger Joan Pons Payeras, que fue quien instaló en octubre de 2017 el memorial de la iglesia, pidió también ayer «que las autoridades municipales, Policía Local, etc, tomen medidas serias contra estos delincuentes y que toda la población haga piña para frenar estas barbaries».