Más de 150 personas se han concentrado contra esta petición. | Joan Socies

1

Alrededor de 150 personas se han concentrado este domingo en la playa de es Rajolí para protestar contra la ampliación del embarcadero cercano.

La instalación tiene una capacidad para 42 embarcaciones y los socios han solicitado la ampliación del pantalán y la posibilidad de construir un dique exterior de 20 metros.

Toni Palerm, portavoz de la plataforma vecinal, indica que «en mayo de 2017 se presentó el proyecto de ampliación. Si no se tramita -como señala el Gobierno cenntral- no lo sabemos. Nosotros lo que hacemos es sacarlo a la luz antes de que se pueda realizar».

Los socios del embarcadero hace 3 años ampliaron la concesión para 24 años.