El antiguo convento de las monjas franciscanas está situado junto a la iglesia de Lloseta. | Elena Ballestero

17

El Ajuntament de Lloseta quiere comprar el antiguo convento de las monjas franciscanas que actualmente funciona como albergue juvenil gracias a un convenio de alquiler social que expira en el año 2022.

El Ajuntament ha pedido al Govern balear una subvención del fondo del impuesto de turismo sostenible para hacerse con el inmueble, valorado en más de 619.000 euros.

«Tenemos un edificio céntrico en el pueblo con un potencial turístico enorme, sobre todo vinculado a turistas deportivos como son los ciclistas y los senderistas y sería un plus para dinamizar comercialmente el pueblo», dice el regidor de Turismo, Francesc Abolafio.

Reformas

Aunque el Ajuntament gestiona actualmente el inmueble gracias a un convenio de alquiler social, haciéndose cargo de su explotación y mantenimiento, el acuerdo no incluye la realización de inversiones y mejoras.

El Consistorio pretende ahora que el inmueble pase a manos municipales para afrontar una serie de obras, entre otras la renovación de la instalación eléctrica y cocina, la reparación del tejado y la actualización de algunas dependencias. La idea del Ajuntament es convocar un concurso público por el que la empresa que asuma la reforma obtendría la explotación del albergue a medio plazo.