6

El Ayuntamiento de Santanyí investiga la aparición de nuevas pintadas en Cala Figuera, en concreto, sobre edificios de establecimientos turísticos que llevan años cerrados y rocas junto al mar, según informa el propio consistorio. En todos ellos se repiten tres letras, 'UBC'.

Hace pocas semanas la Policía Local 'cazó' a un grupo de turistas menores de edad haciendo pintadas en la urbanización de Son Moja, y los trabajos para restituir la zona costaron unos 3.000 euros a las arcas municipales.

Ahora ha aparecido nuevos grafitis en diferentes puntos de la localidad, unos hechos que desde el ayuntamiento consideran un «atentado ecológico».

Noticias relacionadas

En este sentido el concejal de Medio Ambiente y alcalde pedáneo de Cala Figuera, Salvador Ferrer, ha mostrado su indignación afirmando que «sea quien sea el autor de las pintadas, sean menores o sean vecinos del pueblo, es una vergüenza el poco respeto que estas personas tienen por el entorno».

Se considera especialmente grave el atentado ha sufrido por la zona conocida como sa punta de sa Cala, un idílico espacio que «no necesita ningún retoque estético, y menos de estas características».

«Desde Medio Ambiente haremos todo lo posible para restituir el estado anterior de la zona», asegura Ferrer.

La Policía Local ya trabaja para encontrar al autor o autores, aunque en esta ocasión, a diferencia de la anterior, no ha habido ninguna denuncia de vecinos que presenciaran los hechos.