Los litigios judiciales entre el Ajuntament de Pollença y la propiedad de la finca de Ternelles se han repetido desde hace años. Ahora, la última resolución judicial del Tribunal Superior de Justícia de les Illes Balears prohíbe al Ajuntament autorizar el paso a senderistas por la finca privada. | Redacción Part Forana

5

El Ajuntament de Pollença no puede dar permisos a los excursionistas que quieran acceder al camino de Ternelles. Así lo dicta la última sentencia del Tribunal Superior de Justicia de les Illes Balears (TSJIB) que ha estimado el recurso de reposición interpuesto por la familia March (propietaria de la finca de Ternelles) contra la última resolución y se suspende ahora de manera inmediata la servidumbre de paso por el camino de Ternelles y se impide al Consistorio conceder más autorizaciones para acceder a la finca. Ahora la propiedad puede impedir el paso a las personas que no dispongan de la autorización que se tramita a través de la Fundació Voltor Negre.

En la interlocutoria judicial se apunta a la suspensión de la servidumbre de paso para acceder a Cala Castell y a la Fortalesa del Castell del Rei y apunta a la necesidad de que el Ajuntament de Pollença adapte el Pla General d?Ordenació Urbana (PGOU) al Pla d?Ordenació dels Recursos Naturals (PORN), «en tanto dicha adaptación no tenga lugar, es prevalente sobre el planeamiento municipal», según se indica en la sentencia. En la misma resolución se apunta que «existe una contradicción entre el PGOU y el PORN que recoge como zona de exclusión Cala Castell y la Fortalesa del Rei por lo que no es posible bañarse ni acceder a estos lugares por su alto valor ecológico y ambiental. Por ello, la servidumbre de paso por la finca de Ternelles queda automáticamente prohibida».

El alcalde de Pollença, Miquel Àngel March, manifestó que «no compartimos esta interlocutoria» y aseguró que «se trata de una resolución temporal mientras dure la adaptación al PORN». Debido a este malestar producido por la resolución judicial, el Ajuntament de Pollença valora ahora la posibilidad de recurrir la sentencia ante el Tribunal Supremo y el alcalde recuerda que «los plazos para adaptarse al PORN están marcados por el Tribunal. Ahora hemos cumplido el primer plazo y tenemos tres meses para la aprobación inicial del procedimiento». Sobre las autorizaciones que el Ajuntament ya ha concedido para los próximos meses para visitar la finca de Ternelles de manera libre, el alcalde March aseguró que, «en principio, la propiedad respetará los permisos municipales y dejará acceder a los senderistas». Aún así, a partir de ahora (la sentencia es de cumplimiento inmediato) las personas que deseen acceder a la finca de Ternelles lo deberán hacer previa solicitud a la Fundació Voltor Negre, que es quien gestiona las visitas guiadas.

Desde la propiedad, el administrador de la finca de Ternelles, Antoni Coll, explicó que, a pesar de esta resolución, «la motivación de los propietarios de la finca de Ternelles jamás ha sido la privacidad» y aseguró que «siempre que se ha solicitado permiso, la propiedad a accedido a que se pudiera visitar».

POLLENÇA - MEDIO AMBIENTE - El Ajuntament no renunciará a gestionar el paso por Ternelles.