Beatriu Borràs y Maria del Mar Umbert ya son Valentes Dones

| Sóller |

Valorar:

Sóller se vistió para la ocasión para vivir la investidura de las Valentes Dones. La iglesia parroquial se llenó completamente. En la primera fila, algunas de las autoridades e invitados. A la derecha, en el centro, las Valentes Dones 2018, flanqueadas por sus predecesoras.

10-05-2018Jaume Morey

Con el solemne acto de investidura de las Valentes Dones de 2018, Beatriu Borràs Arbona y Maria del Mar Umbert Seguí, comenzaron este jueves oficialmente las fiestas de mayo –Fira y Firó–, que culminarán el lunes con el gran simulacro.

El acto inaugural de los festejos –un gran acontecimiento social y oficial– se completó con la lectura del Pregó, que este año ha estado a cargo de la prestigiosa a pianista norteamericana, afincada en Sóller, Suzanne Bradbury, que fue presentada por el pregonero de 2017, el atleta Tòfol Castanyer.

Beatriu Borràs y Mar Umbert recibieron como de costumbre los atributos del cargo de manos del alcalde Jaume Servera, pasando a presidir el acto junto a la Valentes Dones salientes, Llucia Bibiloni y Catalina Arbona, que se despidieron emocionadas. Por su parte, las nuevas Valentes Dones mostraron su gran satisfacción y en la alocución dirigida al público, que llenaba la iglesia parroquial de Sant Bartomeu, hicieron un llamamiento a reconocer el trabajo y la «valentía» de todas las mujeres minortizadas por la historia y la sociedad». Minutos antes de iniciarse el acto, una comitiva formada por autoridades locales e invitados, personajes históricos e infantiles se reunieron ante el Ajuntament de Sóller.

Este año casi todos los personajes de la recreación histórica están interpretados por nuevas personas. El Capità Angelats, Guillem Coll, presidía la comitiva militar, y las Valentes Dones Infantiles –que también tuvieron su protagonismo– son Núria Quetglas y Gracia Bernat.

Entre las autoridades que no faltaron a la cita hay que destacar al presidente del Consell de Mallorca, Miquel Ensenyat, y a la consellera de Hacienda y Administración Pública del Govern, Catalina Cladera. También asistió el opispo de Mallorca, Sebastià Taltavull.

Con la entrada a la iglesia parroquial, entre grandes aplausos y precedida por los xeremiers y la Barra de Can Tamany, dio comienzo al acto. Las Valentes Dones 2018 entraron del brazo del alcalde y del presidente insular.
Antes de la investidura, las protagonistas intercambiaron presentes y los personajes infantiles recibieron un detalle.

Jaume Servera entregó los ‘cetros’ de olivo –que representan en miniatura la histórica barra– a las nuevas Valentes Dones, un distintivo que las acompañará durante todo un año lleno de emociones y experiencias.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

manumenorca
Hace un año

... no conozco la fiesta aún, pero me sorprende que el meollo de la misma no se haga en el ayuntamiento de la población, sino en la iglesia, que se lleva el grueso de los actos... acaso es una fiesta confesional? deberían ir alejando a la religión de nuestras fiestas, y lo que es de los ciudadanos en general desligarlo del sempiterno confesionalismo...

Valoración:menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1