El chiringuito desmontable de la playa de es Dolç en la Colònia de Sant Jordi cuenta con distintos premios medioambientales y sirve de ejemplo para los de las playas de Campos. | Iratxe Pérez

6

El Ajuntament de Campos ha sacado a concurso los 11 lotes para dar servicio a las distintas playas de su municipio. Como era de prever, tras la demolición de los chiringuitos de obra el año pasado, las cifras estipuladas han disminuido. Así, el valor estimado del contrato alcanza los 772.400 euros, pero sería para una concesión de 4 años. Para un único año el precio de salida suma 193.100 euros, una cifra de 1.030.459 euros menor que la de la licitación total de 2016.

Los lotes de los seis chiringuitos salen, todos ellos, con el mismo precio de salida, 9.000 euros, cuando, por ejemplo, en 2016 el precio de salida del bar conocido como el Ultimo Paraíso fue de 206.450 euros. En esta ocasión los lotes con un precio de salida más elevado son los referentes a las hamacas y sombrillas. Recordemos que en la parte central de la playa de es Trenc se ha eliminado la concesión de este tipo de servicios y en el resto se ha reducido, quedando un número de poco más de 300 hamacas distribuidas por las cuatro playas que conforman el arenal de Campos, sa Ràpita, ses Covetes, es Trenc y els Estanys. Desde el Ajuntament señalan que «se trata de unos precios un poco a la expectativa, al ser la primera vez que sacamos las concesiones con este tipo de bares».

El precio base total de la licitación anual no alcanza los 200.000 euros, pero el valor de los 4 años, dos de concesión más otros dos prorrogables, sería de 772.400 euros, una cifra que con toda probabilidad se va a superar, pero recordemos que en los años anteriores el Ajuntament de Campos sacaba más de un millón de euros anual.

«La zona de quiosco contará con una superficie de 20 metros cuadrados cerrados y no dispondrán de terraza. Irán colocados conjuntamente con un módulo anexo de 2,5 metros cuadrados de superficie destinado a dos baños públicos separados por sexos». Así se estipula en el pliego de prescripciones técnicas y, por tanto, los chiringuitos no podrán tener las terrazas de 50 metros cuadrados que en un principio se había previsto.

Tanto las hamacas, las sombrillas o los chiringuitos deben seguir unas características concretas. No pueden superar la altura total, los 3,5 metros. Se debe cuidar su integración paisajística, por lo que el material de construcción debe ser la madera de color claro o pintada de blanco. Tanto el suministro como el saneamiento de agua se realizarán mediante la instalación debajo o dentro el quiosco de dos depósitos de PVC o polietileno de 500 litros de capacidad, el agua de la que se llenarán/vaciarán diariamente. Los quioscos-bar deben ser autosuficientes y, por tanto, se deben abastecer exclusivamente de placas solares fotovoltaicas, las cuales deben colocar en la parte superior del bar. Únicamente se podrá instalar un generador auxiliar portátil insonorizado. Las áreas delimitadas por los quioscos deberán situarse a una distancia mínima de 6 metros del mar, desde el primer frente de dunas.

Estas y otras especificaciones muy concretas, como el tipo de ropa que deben llevar los responsables de las hamacas y sombrillas, «camiseta de color amarillo con el nombre o logotipo de la empresa en la parte delantera y el texto ‘Serveis Platja-Servicios Playa- Beach Services’ en la parte posterior. Otro de los puntos del pliego de condiciones indica con toda claridad que «no está permitida la emisión musical en ningún formato».

Los interesados pueden consultar las condiciones en la web del Ajuntament de Campos y el periodo de presentación de ofertas finaliza el próximo 18 de mayo a las 13 horas.