Àngel Garcia, concejal de Hacienda, Inversiones y Medio Ambiente de Inca, revisando las actuaciones a realizar en los caminos. | INDI

1

Aunque el Ajuntament d’Inca tenía reservada una partida de 200.000 euros para la mejora de varios caminos rurales, las obras de asfaltado de estas vías ha sido adjudicada por 163.000 euros. El tercer teniente de alcalde y regidor de Hisenda i Medi Ambient de la ciudad, Àngel Garcia (Independents d'Inca), explicó que «tras la adjudicación de las obras a la empresa Amer e Hijos, está previsto que las actuaciones de asfaltado de los caminos rurales empiecen en las próximas semanas». Estas obras están contempladas en el plan anual de mejora de las vías rurales.

Garcia explicó que «el objetivo es mejorar, año tras año, la red de caminos de la zona rural de nuestro municipio para así facilitar el tráfico de los coches de los vecinos y de las personas que trabajan en la payesía, además de las personas que visitan la zona».

El Ajuntament d’Inca ha apostado por adjudicar las obras de mejora del camino del Rasquell, un tramo del camino de Santa Magdalena y una travesía entre estos dos caminos, una vía que actualmente está sin asfaltar. En los próximos meses, el plan también incluye el asfaltado del camino de Son Bennàssar y la travesía entre los caminos de Can Boqueta y de Can Ripoll.

El edil Garcia añadió que «esta partida, que ahora se ha adjudicado, ya estaba prevista en los presupuestos de 2017, aunque la obra se realizará este año». A esta inversión se suma la mejora de los caminos de Can Batle, Binigual, de Son Perelló, de Son Gual y otros tramos de los caminos de Santa Magdalena y de Son Bennàssar que se llevó a cabo en el año 2016 y que costó 170.000 euros. Se arreglaron 11.876 metros cuadrados de superficie.