Once años ha durado el proceso judicial para resolver el responsable del hundimiento de la carretera del Santuari de Consolació. | Ultima Hora

6

La propiedad de la cantera sa Creu de Santanyí tiene que reparar el camino de acceso al Santuari de Consolació. Así lo ha resuelto el Tribunal Superior de Justícia de les Balears que ha ratificado una sentencia anterior en la que se responsabilizaba del derrumbe de la vía a la empresa, a los titulares de los terrenos y al ingeniero que firmó los permisos para continuar con la actividad. El coste de la obra es de aproximadamente 1,5 millones de euros que deberán asumir de manera solidaria las tres partes. Sobre esta sentencia no cabe recurso, es firme.

Los hechos se remontan al mes de agosto de 2007 cuando una parte del camino de Consolació se derrumbó. A partir de este momento empezó una guerra entre el Ajuntament de Santanyí y la familia que durante años explotó la cantera sobre quién era el responsable. Con la sentencia firme, el Ajuntament ha convocado para la próxima semana una reunión con todas las partes implicadas para estudiar las soluciones que se deben adoptar y que persiguen la restauración de la vía. Está previsto que se empiecen los trámites para redactar el proyecto de reparación de la vía que consistirá en la consolidación del talud y posterior restitución del camino de acceso.

Ante los problemas surgidos y la dilatación del proceso judicial, el Ajuntament de la localidad y el Bisbat de Mallorca trabajaron de manera conjunta para adecuar un camino alternativo que posibilitara que los vecinos de Santanyí pudieran acceder al Santuari de Consolació. Esta vía alternativa se habilitó ocho años después del hundimiento de la carretera y se construyó con la finalidad de poder acceder al Santuari y repararlo ya que se había degradado de manera considerable después de años de estar abandonado por no poder acceder a la zona. La actuación costó 82.233 euros que sufragaron en un 60% por el Ajuntament y el resto el Bisbat.