Andreu Serra, Sebastián Darder y Joan Mesquida, este viernes durante la rueda de prensa de balance de la temporada.

1

Los hoteles de Palmanova y Magaluf han registrado casi 5,5 millones de pernoctaciones en lo que va de 2017, un 4,4 % más que el año pasado, según datos de la Asociación Hoteleros Palmanova-Magaluf, que califica la temporada de excelente.

La entidad, que agrupa a 56 establecimientos con casi 30.000 plazas de alojamiento (el 10,25 % de la oferta de Mallorca), ha informado de que la temporada ha sido similar a 2016 «aunque la ha superado en pernoctaciones, número de días de apertura de los hoteles y generación de empleo», ha explicado su presidente, Sebastián Darder, ha informado la patronal en un comunicado.

La ocupación hotelera entre junio y septiembre se ha mantenido en los niveles de la excepcional temporada pasada, con un 86 % en junio, 88 % en julio, 91 % en agosto, y 87 % en septiembre, a lo que se suma la extensión de la temporada media, con un crecimiento superior al 3 % en octubre y casi al 60 % de planta hotelera abierta.

El número de empleados del sector turístico se incrementado un 6 % en junio y un 15,7 % en octubre. En comparación con dos temporadas atrás, el empleo ha aumentado entre el 16 y el 33 %.

Las parejas adultas y las familias constituyen los segmentos más numerosos, sumando un 70 %, frente al 22 % que representan los turistas jóvenes. Para Darder «el predominio del cliente adulto y familiar consolida la apuesta por un modelo turístico de mayor calidad y más sostenible y seguro para Magaluf».

En Palmanova-Magaluf, el mercado británico representa el 47,65 %, seguido por españoles y escandinavos. Los turistas británicos se han incrementado en un 1 % desde 2016, con 167.316 estancias.

La asociación hotelera aprecia avances en sus cinco objetivos: extender la temporada a 9 meses (marzo a noviembre), potenciar la atracción de turismo familiar y adulto, así como la diversificación orientada a turismo MICE y deportivo; modernizar y elevar la calidad de la oferta complementaria, y mejorar la seguridad, convivencia y reputación del destino.

«A pesar de las relativamente frecuentes informaciones negativas sobre sucesos en la calle Punta Ballena, un punto muy concreto dentro del destino, nos sentimos muy satisfechos de afirmar que las cifras de delincuencia y los casos de intoxicación etílica y otras conductas incívicas continuaron en claro descenso», ha dicho Darder.

«En Magaluf hemos implantado la tolerancia cero con las conductas antisociales y la delincuencia, y el resultado es claramente visible», ha insistido y ha destacado las inversiones realizadas por los hoteles de la zona.

El número de clientes expulsados de los hoteles por mal comportamiento se redujo un 20 % en 2017, hasta 156 personas.

Según los datos del Ayuntamiento de Calvià, de enero a septiembre se han interpuesto 3.830 denuncias por infracciones de la Ordenanza de Convivencia que ha entrado en vigor este año, de las que 2.126 son por venta ambulante, 527 por consumo de alcohol y práctica del botellón, 279 por consumo o tenencia de drogas y 182 por prácticas no autorizadas, como masajes.

Ha habido además 395 inspecciones que se han realizado en establecimientos, que han dado lugar a 300 actas de denuncia, y el cierre de 6 establecimientos que se dedicaban a la explotación de mujeres, además de la campaña de inspecciones realizada conjuntamente con las conselleries de Turismo y Saludt y la Guardia Civil, que supuso el levantamiento de 66 actas de denuncia.

Para mejorar la oferta extra hotelera, en 2018 abrirá un nuevo centro comercial promovido por Meliá Hotels International en la planta baja y plaza central del hotel que el grupo construye en el centro urbano de Magaluf, para sustituir al viejo y ya demolido hotel Jamaica.

Meliá ha abierto esta temporada casi 2.000 metros cuadrados de salas y espacios para reuniones y congresos

Por otra parte, el Ayuntamiento ha mejorado las infraestructuras de transporte al destino y las instalaciones deportivas, y prevé invertir 3 millones en 2018-19 en mejoras urbanísticas y de imagen con la remodelación y embellecimiento de las calles Galeón y Miño, así como diez calles de Son Caliu Vell, mejora de parques, accesos y aparcamientos.