Todos los grupos se ponen de acuerdo en mejorar la seguridad de la carretera que discurre entre Llucmajor y Campos. | P.L.

23

El grupo de Podemos que lidera Laura Camargo se opone al proyecto de desdoblamiento de la carretera Llucmajor–Campos presentado por el Consell y que fue aprobado por los representantes de este partido en la institución. «Manifestamos nuestro profundo disgusto y desacuerdo tanto por la aprobación del desdoblamiento de la carretera Llucmajor–Campos como por la no habilitación de una consulta ciudadana clara y concreta en el seno de Podemos que hubiese evitado llegar a esta situación», señala el manifiesto impulsado por Laura Camargo y su grupo. Dentro de Podemos se afirma que el camarguismo ha abierto un nuevo frente interno de lucha de poder con la mirada puesta en el congreso de otoño.

El manifiesto cuenta con el apoyo de cargos de las instituciones excepto del Consell. Aseguran que se trata de más de 100 personas. Entre los firmantes figuran la senadora Margalida Quetglas, el diputado Carlos Saura y el presidente del Parlament, Baltasar Picornell. La consellera insular de Menorca, Cristina Gómez, Mateu Vic, secretario d’Acció Institucional del partido, así como regidores de los ayuntamientos de Palma, Llucmajor, Santa Maria, Artà o Ciutadella. Buena parte de ellos son leales a Camargo.

Noticias relacionadas

Indican que la aprobación de la ampliación de la carretera «es triste para todos los que creemos en un nuevo modelo territorial». Este grupo también proclama que entre los acuerdos de gobernabilidad del Consell, con PSOE y Més se incluía «cambiar el modelo de carreteras existente, hasta ahora y reducir la dimensión de los proyectos y mejorar la red viaria secundaria» y específicamente «redimensionar el proyecto de desdoblamiento de la carretera Campos–Llucmajor, minimizando el impacto y el consumo de territorio».

Jesús Jurado, vicepresident del Consell por Podemos, respondió este lunes a esta nuevo movimiento interno: «Este proyecto fue aprobado por el 93 % de la asamblea del partido. Comprendo que haya sensibiliad proteccionista, todos la compartimos. Pero hablamos de lo que se conoce como la carretera de la muerte por el gran número de accidentes. Si queremos que otros partidos cumplan lo que hemos pactado con ellos, nosotros también hemos de aceptar lo pactado».