La finca por la que el Ajuntament de Manacor tendrá que pagar casi 1,1 millón de euros se encuentra ubicada en la zona de ses Tapareres. | Assumpta Bassa

5

Las polémicas expropiaciones de zonas verdes en Manacor abren un nuevo capítulo. El Tribunal Supremo sentenció, el pasado día 26 de mayo, que el precio fijado por el Jurado de Expropiación Forzosa de 1.099.584 euros por la expropiación de una finca, sita en el camí de ses Tapareres, es el correcto. El Alto Tribunal ha desestimado el recurso de casación presentado por el Ajuntament de Manacor contra la resolución del Jurado de Expropiación y condena a la administración municipal a pagar no solo el justiprecio inicial sino también las costas del recurso.

Los propietarios de la finca, representados por el letrado Joan Manel Garau del despacho Fiol, Juliá& Garau, solicitaron esta expropiación al amparo del artículo 69 del texto refundido de la ley del suelo.

El Jurado de Expropiación fijó el justiprecio en la cantidad de 1.099.584 euros. El Ajuntament, al estar en desacuerdo, interpuso un contencioso administrativo contra esta resolución. El Tribunal Superior de Justicia de Balears (TSJB) desestimó este recurso y confirmó el justiprecio fijado por el Jurado de Expropiación.

El Consistori recurrió de nuevo e interpuso un recurso de casación ante el Supremo solicitando que se redujera el justiprecio argumentando que estaba mal calculado ya que, según defendían, se tenían que deducir los costes de las obras de urbanización pendientes.