Los vecinos de Vilafranca lucieron en el acto de ayer camisetas de protesta para decir «no a la ZEPA». | Assumpta Bassa

5

La oposición a la implantación de las zonas ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves) por parte del Govern se sigue manifestando en el Pla de Mallorca. Si hace dos semanas tenía lugar un ‘berenar’ reivindicativo en Maria de la Salut, ayer fue el turno de Vilafranca. Se trata de dos de los municipios más afectados. Más de 250 personas mostraron su desacuerdo con esta ampliación, en un acto celebrado en el Parc Josep Maria Llompart. Otra de las movilizaciones convocadas por la Associació Balear Defensora del Mon Rural que sigue ganando adeptos.

La propuesta tenía como objetivo hacer llegar al Govern el malestar de agricultores, cazadores y propietarios de fincas al no haber presentado un plan de gestión. «La situación es de incertidumbre total. Solo pedimos que nos escuchen y nos informen de lo que supondrá una declaración de estas características», manifestó el presidente de l’Associació, Bartomeu Bergas.

Esta plataforma nació en Maria de la Salut pero cuenta con muchos vecinos de Vilafranca yahora la idea es llegar a los otros pueblos que se vean afectados por alguna de las 8 nuevas zonas ZEPA, como Porreres, Llucmajor. «Se trata de unirnos para tener más fuerza en nuestra oposición. En las próximas semanas podríamos convocar otras acciones reivindicativas », añadió Bergas.

En Vilafranca se han movilizado y se han hecho camisetas donde se puede leer «Stop a las ZEPA ». Ayer se siguieron recogiendo firmas en este acto. De momento ya se cuenta con más de 1.500 y se seguirá trabajando en este sentido.