Joan Escalas y Martí Fornés durante la visita a los trabajos de pavimentación. | Ajuntament de Muro

3

El Ajuntament de Muro, a través del área de Urbanismo y Obras, ha ejecutado un proyecto de reparación del pavimento de todas las calles que conforman el casco antiguo del pueblo.

Concretamente, las calles donde se han hecho actuaciones de sustitución de baldosas son los ACIRE, donde se limita el tráfico de vehículos sólo a los residentes.

Según ha manifestado el concejal de Urbanismo, Joan Escalas, «el objetivo es que todas las calles del centro del pueblo estén en perfecto estado antes de que comiencen las procesiones de Semana Santa».

Por su parte, el alcalde, Martí Fornés, manifestó que esta nueva actuación responde a la necesidad de ofrecer la mayor seguridad posible a los peatones «sobre todo en cuanto a personas mayores o niños que pueden accidentarse si el pavimento no se encuentra en buen estado».

Fuentes municipales informan que esta actuación se suma a la primera fase del proyecto de asfaltado de calles y aceras desarrollada el pasado mes de enero, el cual cuenta con un presupuesto de 40.000 euros procedentes de una partida presupuestaria contemplada en las cuentas municipales de 2016, que posibilitó el nuevo asfaltado de las calles Jovellanos, Edison, Joan Gamundí y una segunda parte de la calle María y José.

Joan Escalas ha explicado que los presupuestos de 2017 contemplan una partida para continuar con el proyecto de mejora del asfaltado de calles dentro del pueblo, una partida que alcanza los 100.000 euros y que prevé obras en dos plazas y una calle del casco urbano, así como el acondicionamiento de la zona de estacionamiento del cementerio.