La máquina para triturar los tocones que se está probando en Inca es de última generación.

4

El Ajuntament d'Inca ha realizado unas pruebas con una máquina de última generación que permite eliminar los tocones de los árboles, de modo que se puedan plantar nuevos ejemplares en el mismo hueco.
Esta maquinaria, que consta de un potente taladro que va triturando los restos del tronco que quedan después de la tala de un árbol así como las raíces, es muy novedosa en Mallorca y su alquiler tiene un coste elevado; sin embargo “su uso ahorra muchas horas de trabajo que los operarios municipales tendrían que hacer a mano”, apunta el responsable de Medio Ambiente, Àngel Garcia.
Las pruebas se realizaron en los restos de las palmeras del cuartel General Luque, que al igual que muchas otras palmeras de Mallorca, murieron por el ataque de la plaga del picudo rojo, y también se perforaron algunos restos de árboles en la plaça Lledoner, con el objetivo de estudiar la viabilidad de este sistema. En las últimas semanas, los jardineros municipales de Inca han talado una quincena de árboles que estaban muertos o enfermos en la Gran Vía Colón. De resultar eficaz este sistema se podrían sustituir en un menor plazo de tiempo los árboles eliminados, al no tener que levantar el pavimento y poder aprovechar los alcorques existentes.