En la legislatura del PP, la izquierda se unió a las protestas. | Ultima Hora

5

Los tres partidos de la oposición municipal coinciden al considerar que el equipo de Gobierno (Més-PSOE) «ha incumplido por segundo año consecutivo su compromiso de rebajar el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de forma generalizada a base de modificar a la baja el coeficiente municipal del impuesto» y creen que «no es de recibo» que presente unas ayudas sociales para «sustituir» esta rebaja.

El Partido Popular, Guanyem Sóller y Proposta per les Illes ven «positivas» estas ayudas que se han anunciado pero «siempre que vayan acompañadas de una rebaja general» y a la espera de conocer detalles de «cómo se habilitarán» estas subvenciones.

Con el PP coinciden en este asunto Guanyem y el PI. Susana Sina (Guanyem) ha remarcado que «es una pena que el Pacte ya haya decidido que en 2017 no habrá rebaja perdiendo una nueva oportunidad de disminuir la presión fiscal. Jaume Bestard (PI) les acusa de «creer que todos los sollerics que no necesitan ayuda social, son ricos» y recordó que los recibos del IBI en el municipio suponen para muchos trabajadores propietarios de un piso o una casa «dos meses de nómina».